Baklava, un tradicional dulce de Turquía

baklava

El Baklava es seguramente el dulce más tradicional de Turquía, considerado prácticamente el postre nacional, aunque también puede encontrarse con otros nombres en otras gastronomías como la de Oriente Medio o en los Balcanes y, por supuesto, en Grecia, donde también es un postre muy típico.

Básicamente se trata de un dulce elaborado con pasta filo, miel y normalmente almendras o nueces picadas, aunque en la actualidad existen otras variantes que incorporan ingredientes como los pistachos. Lo habitual en Turquía, por otra parte, es que se sirva acompañado de café o té y suele encontrarse en todas las pastelerías (Tatlici).

Les dejamos una de las posibles recetas de las muchas existentes para elaborar este dulce.

Receta de Baklava:

Ingredientes (para 6 personas)

– 18 láminas de pasta filo
– 300 gr. de almendras o pistachos
– 225 gr. de miel
– 175 gr. de azúcar glass
– 1 cucharadita de canela en polvo
– 1 taza de agua de azahar
– Mantequilla

Dificultad: fácil

Elaboración

– Pelamos y picamos o trituramos en primer lugar las almendras o pistachos, según lo que se vaya a utilizar, aunque también es posible elaborar el Baklava con una mezcla de ambas cosas.

– Mezclamos bien los frutos secos con la canela y la mitad del azúcar y reservamos.

– Por otra parte, en un cazo disponemos la otra mitad del azúcar y el agua de azahar y a fuego medio vamos removiendo ambos ingredientes hasta que se disuelva el azúcar.

– Una vez se haya disuelto agregamos la miel y dejamos cocer a fuego lento durante 20 minutos aproximadamente hasta que se disuelva también la miel.

– Precalentamos el horno a 180º

– Preparamos una fuente de horno engrasada con la mantequilla y en ella disponemos una capa con 6 láminas de pasta filo que pincelaremos con mantequilla derretida previamente.

– Sobre la pasta filo echamos una base de los frutos secos triturados (la mitad de lo que tenemos) y volvemos a cubrir con otras 6 láminas de pasta filo.

– Echamos ahora la otra mitad de los frutos secos y bañamos con un poco del almíbar elaborado con la miel.

– Por último disponer las últimas láminas de pasta y bañar con el almíbar, dejando un poquito reservado.

– Se introduce en el horno durante 25 minutos.

– Cuando ya esté horneado vertemos el almíbar reservado antes sobre el Baklava e introducimos 5 minutos más en el horno.

La superficie puede dejarse así, bañada con la miel, o adornarse con otros frutos secos, por ejemplo piñones o nueces.

Foto vía: Flickr

Imprimir

Tags: , ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top