Rheinischer Sauerbraten, típico asado alemán

Rheinischer Sauerbraten

Hoy vamos a conocer el Rheinischer Sauerbraten, una típica receta alemana cuya protagonista principal es la carne de buey o la de vaca. Ya empieza a hacer frío y apetece comer platos calentitos, así que nada mejor que todo un manjar asado de proteínas que viene ricamente regado de una sabrosa salsa agridulce. Por cierto, que en Alemania lo realmente típico era preparar este plato con carne de caballo.

Importante antes de realizar esta receta es que la carne elegida se mantenga en adobo, en marinado, durante un par de días al menos para que resulte más tierna tras su cocción.

Veamos ahora la receta del Rheinischer Sauerbraten:

– Ingredientes:

  • Un trozo de carne de buey de 1/2 kg de peso
  • 100 grs de tocino
  • Medio limón
  • Una cebolla mediana
  • 3 o 4 zanahorias cortadas en rodajas
  • Enebro en bayas
  • 2 o 3 clavos de especie
  • 10 granos de pimienta negra
  • 1 vaso de vino tinto
  • 3 vasos de agua
  • Vinagre
  • Manteca de Cerdo
  • Nata
  • 100 grs de Pasas
  • Harina, sal y azúcar

– Dificultad: Difícil.

Elaboración:

– Como ya comentamos, el primer paso es dejar la carne en marinado durante al menos 48 horas. Para ello la pondremos bien atada dentro de un recipiente en el cual hayamos previamente incorporado los 3 vasos bien llenos de agua, un poco de vinagre, las zanahorias cortadas, las bayas de enebro, los granos de pimienta, los clavos, la cebolla partida en cuatro, el jugo de medio limón y algo de sal. Hay se le puede añadir, por ejemplo, un toque de mostaza y unas hojas de laurel.

– Una vez pasado dicho plazo de tiempo, la sacamos del recipiente y la dejamos escurrir. Después mechamos la carne con las tiras de tocino y espolvoreamos suavemente sobre toda su superficie la harina.

– Aparte, en un cazuela apropiada, podemos ya ir derritiendo la manteca. En ésta iremos luego dorando la carne con cuidado, volteándola cuando sea necesario y vertiendo por encima, de vez en cuando, el marinado una vez que lo hayamos colado. En la cazuela ha de estar, a fuego bajo-medio, al menos una hora, hasta que esté bien doradita y veamos que está hecha.

– Mientras tanto también podemos ir preparando la salsa final. Para ello pondremos manteca al fuego en una sartén y encima le agregaremos el azúcar. Una vez que el azúcar se vaya oscureciendo, se le añade dos cucharadas de harina y se remueve mezclándolo todo bien. Entonces se le añade también el vino tinto, un vaso pequeño de nata líquida, las pasas y lo que haya quedado de marinado vuelto a colar de nuevo. Todo esto se deja a fuego suave. En cuanto veamos que la salsa se va espesando hay que apagar el fuego.

– Una vez esté lista la carne, la cortamos en rodajas, la colocamos en un fuente y la regamos con la salsa agridulce para su presentación. No hay que olvidar que este es un plato que se sirve bien caliente.

– Se puede acompañar de puré de manzana y también de patatas pequeñas, cocidas o asadas.

Aunque encontrarás que existen variaciones en la receta, aquí te dejo un vídeo de preparación de esta receta:

Imprimir

Tags: , ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top