Revuelto de gramajo, deliciosa comida Argentina

Revuelto de gramajo

¿Todavía están en busca de algún plato sencillo de preparar? ¿Tienen el tiempo justo para realizar algo rapidito y salir de casa corriendo antes de llegar tarde a ese tan importante compromiso? Bien, si son una de esas miles de personas que muchas veces se preocupan de qué comer, si engorda o no, que sea rápido y simple, os traigo una receta para que realicen en casa: “Revuelto de gramajo”.

Típicamente considerado como un plato argentino, también se puede hallar en cartas de diferentes países con alguna que otra modificación en condimentos o especias.

Según diferentes teorías sobre el origen, el revuelto de gramajo se remonta por los años 1880, momento en que el señor Artemio Gramajo, quien fue ayudante del general Julio A. Roca, habituaba el Porteño Club del Progreso. Era en ese sitio donde rutinariamente consumía un exquisito plato compuesto por jamón, arvejas y huevo salteado.

Con el tiempo, hacia el siglo XX, diferentes personalidades fueron modificando la receta hasta llegar en la actualidad a conocerse como un plato rápido, sencillo y de fácil acompañamiento. Adhiriéndose de esta manera, rodajas final de papas fritas, cebolla y pollo como opción.

Nombrado en honor a Artemio Gramajo, lo importante es mantener a punto sus ingredientes, salteando constantemente en un sartén hasta obtener un sabor inigualable. Y como postre, algo bien dulce!

Ahora si, les estoy pasando la receta del revuelto de gramajo para que puedan deleitarla. Es para 2 personas.

Ingredientes:

  • 2 ajíes rojos
  • 2 cebollas medianas
  • 2 papas
  • 1 taza de arvejas
  • 100 gramos de jamón cocido
  • 4 huevos
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Perejil

Preparación:

– Cortar tanto las cebollas, como los ajíes en julianas bien finas y saltear todo en un sartén junto con un chorrito de aceite de oliva. Mientras tanto, pelar las papas, cortarlas de manera tradicional y freírlas en abundante aceite hasta obtener un color dorado en ellas.
Escurrir y apartar.

– Luego cortar el jamón cocido, hervir las arvejas y batir los huevos agregando una pizca de sal y pimienta.

– Finalizado ambos pasos, comiencen a introducir las cebollas, los ajíes, las papas fritas, las arvejas y el jamón. Mantener todo a fuego lento e ir revolviendo con una espátula de madera hasta que se caliente.

– Posteriormente agregar los huevos batidos. Subir el fuego y seguir con la mezcla hasta observar que los huevos cuajen. Evitar llegar hasta el momento que se secan por completo. Listo para servir. Pueden decorar con perejil por arriba del plato.

Como acompañamiento os recomiendo un buen vino tinto y por supuesto, el pan nuestro de cada día. Buen apetito!

Foto: Blogs.lanacion

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top