Anticuchos, típicos en Perú

Cómo preparar anticuchos peruanos

Perú es uno de los lugares más visitados en cuanto a su gastronomía. Reuniendo diversas cocinas como la criolla, la española y posteriormente, la oriental (china y japonesa), este país posee, entre tantos platos típicos, una mera atracción por ingredientes picantes (ají, papa, pescado o maíz). Asimismo, entre sus exquisiteces, cabe destacar uno de los preparados más elaborados del país: el anticucho.

Comida de origen peruano, el término anticucho proviene del quechua “antikuchu”, lo que significa anti: Andes y cuchu: corte o bien, anti-uchu (uchu: potaje o mezcla). De esta manera, los primeros ejemplares aparecieron cuando los conquistadores españoles llegaron a Perú. En ese momento, se preparaban con carne de llama insertada en palillos a modo de brochetas.

Es de esta manera, que hoy en día, el anticucho esta hecho de carne marinada bañada en un aderezo especial a base de ají panca. Claro que se mantiene la tradición de insertarla en palillos (de caña, metal) y se cocina por lo general, en la parrilla.

Ingredientes de la marinada para 4 personas:

  • 2 dientes de ajo molidos
  • ½ taza de ají panca molido
  • Sal
  • Pimienta
  • Comino
  • ¾ taza de vinagre

Preparación de la marinada:

– Mezclar en un bol todos los ingredientes detallados y dejar reposar a un costado.

Ingredientes para los anticuchos:

  • 1 corazón de res (o lomo)
  • Sal
  • Aceite
  • Ají amarillo
  • Palillos (de madera, metal o caña)

Preparación de los anticuchos:

– Lo primero que deben hacer es limpiar bien el corazón de res extrayéndole toda la grasa y las venas que tenga. Luego, cortar en pequeños trozos entre 2 a 3 centímetros e introducirlos en un  bol. Verter la mezcla de la marinada y dejar descansar durante 12 horas aproximadamente.

– Pasado el tiempo, ensartar 3 trozos en cada palillo de anticucho.

– Mientras tanto, ir calentando la parrilla y comenzar a introducir de manera acomodada los palillos untándolos con una pequeña mezcla hecha con ají amarillo y aceite. Dar vuelta y vuelta hasta que se cocinen. Ahora si, servirlos bien calientes.

– Para la presentación, por lo general se toma un plato y se introducen dos ejemplares por persona. Como guarnición la mejor opción es una papa bien cocida, un choclo y un ají molido fresco.

Foto: Cocineros Impunes

Imprimir

Tags: ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top