Konigsberger Klopse, albóndigas de Berlín

Konigsberger Klopse

En términos generales, la cocina en Alemania varía dependiendo de la zona o ciudad en que nos localicemos. Podréis encontrar un sin fin de clases de panes (como el semmel o Brotchen), quesos de todo tipo, más de 1500 variedades de salchichas (verdes, blancas, rojas, asadas) y reconocidos platos típicos, como el Königsberger Klopse en Berlín (capital de Alemania), similar a las albóndigas de carne bañadas en salsa de crema con alcaparras.

Esta comida, de fácil preparación, es ideal para homenajear a amigos o familia. Básicamente los ingredientes son cebolla, huevo, especias y carne picada.

De esta manera, con el transcurso del tiempo el Königsberger Klopse fue tomando popularidad en cada rincón del mundo, por lo que podréis ubicarla tanto en restaurantes de Barcelona como de Suiza. Claro que cada uno de ellos, tiene alguna que otra variación y en lo que respecta a Berlín, suele servirse con guarnición de alcaparras. Pues ahora si, pasemos a la receta principal.

Ingredientes:

  • 1 kilo de carne picada
  • 2 huevos
  • 2 tazas de pan rallado
  • 2 cebollas
  • 1 bote de crema de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • 100 gramos de manteca (o margarina)
  • 100 gramos de harina 0000
  • 750 gramos de caldo
  • 500 ml de leche
  • 2 cucharadas de alcaparras

Preparación:

– Lo primero que se debe realizar es cortar la cebolla en pequeños trozos. Paralelamente, dejar remojar el pan rallado en un bol junto con la leche, los huevos, una pizca de sal, pimienta y dejar reposar unos 10 minutos. Luego agregar la carne picada y mezclar bien con las manos hasta lograr una consistencia homogénea.

– Pasado el tiempo, tomar una sartén, echar un chorrito de aceite y saltear las cebollas. Cuando estén doradas, incorporar la preparación anterior y sacar del fuego una vez que no queden huecos color rojizo.

– Ahora si, para comenzar a realizar las albóndigas, mojarse las manos y formar bolas de carne. Pasar por harina e introducirlas en una sartén con un poco de aceite y dorar vuelta y vuelta, con el fin de sellarlas. Una vez finalizado dicho paso, dejar reposar.

– Para la salsa, derretir la mantequilla o margarina en una sartén, agregar la harina y el caldo hasta que todo se espese. Revolver constantemente durante 5 minutos y mientras tanto, incorporar sal, pimienta y por último, la crema y las alcaparras.

– Para la presentación, terminar la cocción agregando las albóndigas en la salsa unos 5 minutos más y servir con guarnición de patatas o arroz recién cocido.

Foto vía: armchair general

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top