Rollitos primavera de verdura, de origen chino

Rollitos primavera de verdura

La cocina china (o cocina oriental) es considerada como una de las más deliciosas y llamativas del mundo. Sus platos e ingredientes pueden tener una pizca del sureste de Asia, pasando por el continente americano hasta llegar a toda Europa. Lo cierto es que, entre los mayores alimentos consumidos, el arroz es el protagonista y los rollitos de primavera, una de las comidas más solicitadas en los restaurantes chinos.

Denominados también como arrollados primavera o chun kun, estos rollitos pueden ser elaborados con diversos rellenos como verduras, carne, pollo o pescado.

Principalmente la masa utilizada está hecha a base de harina de arroz, la cual se estira de manera rectangular para introducir todos los ingredientes que os apetezca y luego se fríen en aceite. Por lo general se presentan calientes acompañados de salsa agridulce. Sin más demoras, pasemos a la receta ideal para vegetarianos.

Ingredientes:

  • 250 gramos de repollo
  • 1 puerro
  • 100 gramos de champiñones
  • 2 zanahorias
  • Jengibre (puede ser en polvo)
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite
  • Salsa de soja o agridulce
  • Una bolsita de brotes de soja
  • Un paquete de láminas (por lo general se vende en supermercados y están elaborados con harina de arroz, especialmente para la realización de los rollitos de primavera).

Preparación:

– Lo primero que se debe hacer (en caso de que no consigan el paquete de láminas en el supermercado) es la masa. Para ello se amasa 100 gramos de harina, un vaso de agua, sal y dos cucharaditas de aceite. Dejar reposar durante 30 minutos y posteriormente, con la ayuda de un palo de amasar, estirarla lo más que se pueda. Cortar en rectángulos.

– En cuanto al relleno, lavar bien todas las verduras y cortarlas en tiritas finas. Lo ideal es saltearlas en un wok, pero si no tienen, no se preocupen, pueden optar por una sartén. Ahora si, añadir un chorrito de aceite y a fuego rápido, dorar las mismas unos 3 minutos (deben quedar crujientes). Al finalizar, echar los brotes de soja, el jengibre y salpimentar.

– Con los rectángulos esparcidos en una mesada, comenzar a introducir el relleno en el medio. No llenarlos demasiado ya que no podrán cerrarlos y esto ocasionará que se desborden por los costados.

– Previamente al cierre, humedecer el final con un poco de agua para sellar correctamente. Muchos suelen pintar el rollo con yema de huevo.

– Calentar una olla con aceite abundante y freír hasta lograr un color dorado de los mismos. Escurrir con papel absorbente y servir con salsa agridulce o de soja.

Foto vía: El Petit Chef

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top