Torta de los 80 golpes, tradición argentina

Receta torta de los 80 golpes

La gastronomía argentina cuenta con infinidades de delicias. Y si hay algo que caracteriza a mi tierra natal, es la combinación de platos procedentes de la cocina italiana, española e indígena. Sin lugar a dudas, los clásicos argentinos son las entradas (como las empanadas o picadas), los platos principales (como un buen asado) y los postres como el dulce de leche, los alfajores de maicena o la destacada “torta de los 80 golpes”.

Pues, para interiorizarlos acerca de esta riquísima torta, primero mencionaremos que su origen, si bien hoy en día continua la disputa, se cree que se situó en Argentina. Ideal para quitar tensiones (ahí se encuentra el secreto para conseguir una buena miga), este postre con forma de espiral, consta de levadura, manteca, azúcar y ralladura de limón.

De esta manera, el mejor consejo para su elaboración, es acumular mucha bronca y luego si, comenzar a golpear la masa contra la mesada unas 80 veces. Sin más demoras, pasemos a la receta pensada para 4 comensales.

Ingredientes para la masa:

  • 500 gramos de harina 0000
  • 50 gramos de levadura fresca
  • 4 cucharadas de aceite de girasol
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 2 huevos
  • ¾ taza de leche tibia

Ingredientes para el relleno:

  • 200 gramos de manteca
  • 15 cucharadas de azúcar
  • Ralladura de limón (únicamente la parte amarilla)

Preparación:

– Hacer una corona de harina en la mesada y añadir en el centro la levadura, las cucharadas de azúcar, de aceite y los huevos.

– A continuación, comenzar a integrar con los dedos la harina ayudándote con la leche tibia, formando un bollo. Podéis amasar un poco y luego si, a juntar fuerzas y poner empeño en los golpes. Levantarlo bien alto y estrellarlo de un golpe contra la mesa unas 80 veces.

– Posteriormente, aceitar un molde profundo y ubicar la masa tapándola con un paño húmedo en un lugar tibio hasta leudar el doble de su volumen.

– Mientras tanto, formar una crema con la manteca, el azúcar y la ralladura de limón. Reservar.

– Pasar la masa a la mesada previamente enharinada, estirarla de 1 cm. y realizar un rectángulo, lo más parejo posible. Con una espátula, untar la superficie con manteca y azúcar. Enrollar la masa desde un extremo formando un súper arrollado y dividir en pedacitos de 5 cm. cada uno aproximadamente.

– Enmantecar y espolvorear con azúcar un molde redondo de unos 25 cm. de diámetro por 7 cm. de altura. Acomodar prolijamente los espirales (separados entre si), tapar y dejar leudar hasta duplicar el volumen nuevamente.

– Finalmente, cocinar en horno precalentado a temperatura media durante 45 minutos hasta obtener la superficie dorada. Cuando falten unos 3 minutos para terminar la cocción, apoyar el molde en el piso del horno con el fin de caramelizarlo.

– Quitar la torta, despegar un poco los bordes y desmoldar directamente en un plato. Recuerda no dejar pasar mucho tiempo, sino se pegará el fondo por el caramelo! Podéis adicionarle almendras, pasas o cualquier fruta seca por encima de ella.

Foto vía: lu6fpj

Imprimir

Tags: , ,


8 comentarios

Comments RSS

  1. Vicky dice:

    Vos mas que profesora eres una amargada total, si no entiendes es problema tuyo. Mucha inteligencia pero no te da para poder entender esto. Jajajajj

  2. anamaria astudillo farias dice:

    Solo agregar 50 cc. de leche.
    Sobre comentario del chico con falta de ortografia…se entiende que es chico…y que bueno que le guste la cocina, soy grandeeee y los niños son diferentes.
    Colega Profesora mandele uno corregido……lo lei dos veces y me mate de la risa.

  3. Febe dice:

    Q colgada como le vas a contestar asi ?? Pésimo pésimo profe !!!!! Jejeje y el ejem de profe donde lo dejaste?? Q tarada

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top