Nachos mexicanos, triángulos de tortilla

Como preparar nachos mexicanos

En más de una ocasión os hemos probado realizar algunas de las recetas típicas de México. Es así que los sabores de la gastronomía en el país incluyen maíz, arroz, frijoles o cebolla y con ellos, se logran realizar exquisitos platos mexicanos como quesadillas, tacos a la mexicana, el clásico pan de muerto o bien, los sobresalientes “nachos mexicanos” ¿habéis escuchado nombrar sobre ellos?

Si queréis saber acerca de su historia, pues vale mencionar que su origen fue en el año 1943 en el Club Victoria, localizado en Piedras Negras (Coahuila). Según se conoce, el plato nació cuando arribaron algunas esposas de militares estadounidenses al restaurante, y el mozo (llamado Ignacio Anaya) elaboró tal plato con solo dos ingredientes: queso y tortillas de maíz y por supuesto, el nombre del mismo se debe a su autor.

Básicamente los elementos que vais a precisar para preparar estos snacks son harina de maíz, agua y sal. En tanto a la salsa para acompañar, existe una amplia variedad como por ejemplo quesos (de todo tipo), frijoles, mayonesa, ketchup o chiles.

Ingredientes para los nachos:

  • 300 ml de agua fría
  • 400 gramos de harina de maíz
  • 100 gramos de harina de trigo
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta
  • 150 gramos de mantequilla
  • Aceite para fritar

Preparación:

– Lo primero que debéis realizar es la mezcla. Para ello, tomar un bol e incorporar los dos tipos de harinas, una pizca de sal y la mantequilla. Introducir poco a poco agua y formar una masa homogénea, evitando pegarse en los dedos.

– Una vez que finalicéis, estirar bien con un palo de amasar, tratando de dejarla bien finita y posteriormente, cortarla en triángulos.

– Encender una cacerola con aceite y dejar calentar. Freír de a poco los nachos hasta que estén dorados y colocarlos papel absorbente.

– El paso siguiente es elaborar alguna salsa para acompañarlos. Las posibilidades como os mencionamos son amplias. Sin embargo, la gran mayoría prefiere gratinarlos con queso fundido o sino con guacamole (mezclando en una licuadora 2 aguacates, 200 gramos de tomates cortados en cubos, 1 cebolla cortada, 3 chiles, cilantro fresco, sal, pimienta, azúcar).

Foto: tu cocina y tu

Imprimir

Tags:


1 comentario

Comments RSS

  1. Julio dice:

    Les recomiendo un platillo muy sencillo que es clásico de la comida casera mexicana muy clásico para curarse la cruda, son los Famosos “Chilaquiles” que utilizan el mismo ingrediente básico de los “totopos o nachos” solo son tortillas de maiz 100% cortadas en triangulos o cuadros y fritas en aceite, no se utiliza el trigo para hacer las tortillas! y originalmente eran hechas a mano casi de un grosor como el pan pita, pero gracias a la tecnologia ahora son muy delgadas, practicamente de 1 a 2 milimetros!! dice la receta de los chilaquiles que deben ser muy picantes, pueden ser en salsa verde o salsa roja, pero en lo personal no disfruto la comida muy picante. les paso la receta para 4 personas:

    1/2 kg de tomate (salsa Roja) o 1/2 kg tomate verde, el cual es una especie distinta no se vayan a confundir, no se si sea conocido fuera de mexico y centroamerica
    1/4 o 1/2 cebolla, según el tamaño
    1/4 de cebolla picada fino
    2 o 3 chiles verdes (ají en sudamerica)
    1/2 cucharadita de sal
    1/4 taza de aceite de girasol o cártamo (originalmente era manteca de cerdo) pero cuidado con el colesterol
    1/2 taza de crema acida o fresca
    250 gramos de queso “fresco” desmenuzado
    1 aguacate o palta (se ponen algunas rebanadas)
    Epazote si es salsa roja o Cilantro si es salsa verde

    se ponen en la licuadora o procesador de alimentos el tomate, la cebolla en trozos y los chiles, esa salsa se sofrie en el aceite hasta cocerse y se le pone sal al gusto si es salsa roja se le agrega al final una rama de Epazote, una planta muy aromática que perfuma la salsa y tambien se pone a las quesadillas simples de queso “oaxaca”
    si es Salsa de tomates verdes se le agrega cilantro al final para perfumar la salsa.

    ya hecha la salsa se agregan los “totopos” hasta que casi queden cubiertos por la salsa, se sirven inmediatamente, deben estar aun crujientes al servir, (a mi me gustan remojados) copetearlos con un poco de cebolla picada, crema de vaca fresca y queso “fresco” muy parecido al queso ricota pero ligeramente salado, con rebanadas de aguacate o Palta. generalmente es servido como desayuno y funciona como comida agregando encima un par de huevos fritos con la yema a medio cocer o por una pechuga asada en tiras o un bistec de res o cerdo muy similar a las fajitas. se los recomiendo muchisimo para el dia siguiente de una noche de parranda.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top