Cómo preparar churros, receta española

Receta de churros españoles

¿Quién de vosotros aún no ha probado realizar unos deliciosos, crocantes y calentitos churros durante horas de la mañana? Pues bien, esta comida (también conocida como frutas de sartén), posee su origen en la gastronomía española, precisamente en Cataluña, en el siglo XIX.

Es así que comer churros durante el desayuno o merienda suele ser algo cotidiano (tanto en varias ciudades de España, como también en países como Chile, Argentina, México o Colombia). Su realización consiste básicamente en una especie de masa hecha con harina, agua, azúcar y sal, donde por medio de una manga repostera se le da la forma cilíndrica de unos 10 cm. de largo.

Particularmente los españoles no solo ingieren chocolate con churros (sobre todo en Año Nuevo), sino también que los mismos en determinadas ocasiones son mojados en anís. Como dato adicional, vosotros podéis rellenarlos con dulce de leche o crema pastelera, que también resultará ser un dulce exquisito. Ahora si, pasemos a la receta, compuesta para 4 comensales.

Ingredientes:

  • 250 cc de agua
  • 1 pizca de sal
  • 260 gramos de harina
  • Aceite
  • Azúcar para espolvorear
  • Dulce de leche repostero

Preparación:

-Tomar una olla con agua caliente y llevar a ebullición. Una vez que hierba, añadir de golpe la harina junto con la sal y comenzar a mezclar bien hasta que la masa se despegue de las paredes de la olla.

– A continuación, colocar la pasta en la manga repostera (a temperatura caliente) y formar churros del largo deseado.

– Encender la sartén con abundante aceite e introducir de a uno por vez hasta que los mismos estén dorados (aproximadamente unos 2 o 3 minutos). Escurrir sobre papel absorbente y esperar a que sequen.

– Una vez listos, pues incorporar el azúcar en forma de lluvia y posteriormente, rellenarlos con dulce de leche repostero (podéis hacerlo con un palillo de madera y luego, incorporar el dulce por medio de una jeringa larga).

– Finalmente, para terminar de realizar un desayuno típico español, debéis preparar chocolate caliente hirviendo 1 litro de leche y cuando rompa el hervor, quitarlo del fuego y añadir el chocolate rallado en virutas finas. Podéis agregar una guindilla hasta que se disuelva y nuevamente (luego de quitar la misma) llevarlo a fuego durante unos minutos más. Por último, agregar un poquito de mantequilla hasta disolverse totalmente en el chocolate y listo!

Foto: La cultura madrileña

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top