Moros y cristianos cubanos, arroz con frijoles

moros y cristianos cubanos

Retomando nuevamente la cocina cubana, os dedicaremos a comentar acerca de uno de los platos más famosos del país, catalogado como uno de los más deliciosos para probar. Se trata de los “moros y cristianos”, una preparación conocida como arroz con frijoles, ingerida por lo general en todo el Caribe y parte de Brasil.

De esta manera, cabe señalar que el término “moros” hace alusión a los frijoles negros, mientras que los “cristianos” al arroz blanco.

Pues bien, para elaborar dicha comida típica cubana, solamente vais a precisar una determinada cantidad de frijoles y arroz. Podéis optar por cocinarlos por separado y presentarlos con acompañamientos como judías, plátanos maduros o bien, cebollas y ajos. Ahora si, pasemos a la receta compuesta para cuatro comensales.

Ingredientes:

  • 1 taza de frijoles negros
  • 3 tazas de arroz blanco (tipo grano grande)
  • 1 cabeza de ajo
  • ¼ kilo de tocino
  • 2 chorizos
  • 1 cebolla
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 hoja de laurel
  • Pimienta
  • Sal a gusto

Preparación:

-Lo primero que debéis realizar es cocinar los frijoles negros en una olla a presión, con el fin de ablandarlos. Para ello, hay que tomar 4 tazas de agua y sumergirlos hasta que pasen aproximadamente 20 minutos.

– Mientras tanto, picar el ajo, la cebolla, el tocino y el chorizo, todo el pequeños trocitos. Una vez listo, tomar una sartén, añadir las dos cucharaditas de aceite de oliva y fritar todos los ingredientes. Incorporar sal, pimienta, la hoja de laurel y apagar el fuego cuando este todo con un aspecto jugoso.

– Lavar el arroz (para extraer todo el almidón) y ubicarlo en una cacerola grande. Mezclar bien con el sofrito de la cebolla, ajo, chorizo y tocino y agregar los frijoles y 3 tazas de agua de los mismos. Ponerlo a cocinar a fuego suave, evitando moverlo, hasta obtener el arroz medio cocido y seco. Podéis ayudarte con un tenedor a removerlo muy de vez en cuando para ayudar a la cocción.

– Por último, servir en un plato grande y presentar en la mesa junto con un plátano frito al costado y una buena copa de vino blanco.

Foto: Sazon del corazon

Imprimir

Tags: , ,


2 comentarios

Comments RSS

  1. Cynthia Gomez dice:

    Con todo respto, viví durante 13 años en Cuba y en este tiempo aprendí sobre la comida todo lo necesario y creanme para nada el aspecto de los moros y cristianos tiene parecido con la foto, aqui en esta foto se ve como si fuera aguado, casi como una sopa pero en realidad debe ser algo suelto el arroz y seco el resultado final, ademas la proporcion de arroz debe ser casi igual a la de frijoles y por la forma original de la receta, el arroz debe adquirir el tono de los frijoles púes se cuece en el agua del herbor de los frijoles, saludos.

  2. Maria José Rubín dice:

    Buenas, Cynthia:
    Gracias por tu comentario y tus aclaraciones.
    Saludos,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top