Cómo preparar Kulfi, postre helado de India

Kulfi, postre helado de India

Lo que caracteriza a la gastronomía del norte de la India es la utilización de productos lácteos como base de la gran mayoría de sus platos típicos y por qué no, postres. Veréis que en las cartas de los restaurantes hindúes se presentan delicias como el panir, el yogur, la leche, comidas como panes planos, el pollo tandoori y para finalizar, postres exquisitos como el gulab jamón, falooda y el kulfi, muy popular en el Subcontinente Indio, cuya base es un helado realizado con leche hervida.

Haciendo hincapié en el kulfi, y aprovechando que falta poco para empezar el verano en España, os comento que el mismo se puede servir por lo general bien fresquito de manera sola o junto con una bebida típica de India llamada Falooda, elaborada con leche, fideos vermicelli, semillas de albahaca, tutti fruti y azúcar.

Pues bien, os podéis realizar la receta de kulfi de diversas maneras, con diferentes sabores para aromatizarlo como ser mango, cardamomo, manzana o pistacho. Vale señalar que cuenta con una textura bastante cremosa y proporciona un aspecto denso y lechoso. Lo importante es que tengáis en cuenta que el tiempo de cocción es de 50 minutos, el tiempo de preparación es de 20 minutos y a eso, debéis adicionarle el tiempo de congelación.

Ingredientes para seis personas:

  • 1 ½ litro de leche
  • 8 podas de cardamomo
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 20 gramos de almendras peladas y picadas
  • 20 gramos de pistachos pelados y picados

Preparación:

– Colocar la leche y el cardamomo en una cacerola grande y llevar a ebullición. Cuando hierva, bajar el fuego al mínimo y reducir la leche a 1/3 aproximadamente o menos de un litro. No dejar de revolver sino es posible que se pegue todo.

– Añadir el azúcar y cocinar por 3 minutos. Retirar las podas de cardamomo e incorporar las nueces picadas y los pistachos. Vaciar la mezcla en un molde y congelar por una hora en la nevera.

– Cuando se cumpla el tiempo, batir a semi nieve para quebrar los hielitos que puedan formarse y repetir le procedimiento dos veces.

– A continuación, vaciar la preparación en vasitos o moldes de kulfi. Congelar durante toda la noche. Si se les realiza nieve en las vasijas, podéis quitarla pasando los moldes enteros por agua caliente por unos segundos. Hacer a cada conito un corte como cruz desde la punta hacia abajo y listo para comer!

Foto: nicisme

Imprimir

Tags: ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top