Milanesa a la napolitana, de origen argentino

Milanesa a la napolitana

Si estáis con ganas de probar alguna de las tantas exquisiteces que ofrece la gastronomía de Argentina, os recomiendo que prueben la famosa milanesa a la napolitana. ¿Pero qué significa el término milanesa? Pues la misma es un filete fino de carne por lo general de vaca, pasado por huevo batido con ajo y perejil picado, y posteriormente pan rallado.

Por lo tanto, se puede considerar que la milanesa es cualquier rebanada de determinado ingrediente que tal proceso ya mencionado. Algunas opciones como para que tengáis en cuenta son las milanesas de pollo, de soja, de berenjena, de mozzarella y de pescado.

Ahora bien, en lo que refiere al origen de la milanesa a la napolitana, sus inicios justamente no se inician en Nápoles, sino en Buenos Aires, Argentina, en un restaurante que hoy en día ya no existe más, el cual se encontraba localizado frente al estadio Luna Park llamado Napoli de José Napoli. De esta manera, os invito a compartir la receta de cómo preparar este clásico argentino con guarnición de papas fritas y estimado para unos cuatro comensales.

Ingredientes:

  • 1 kilo de nalga, cuadrada o bola de lomo cortada en finos filetes de un centímetro de espesor.
  • 6 huevos
  • 1 kilo de pan rallado
  • Pimienta a gusto
  • 2 ajos picados
  • Perejil picado a gusto
  • 300 gramos de jamón cocido
  • 400 gramos de queso cremoso o queso de máquina
  • Salsa de tomate tipo fileto (tomate y ajo)
  • 1 kilo de papas blancas

Preparación:

– Lo primero que debéis hacer es tomar el kilo de nalga y comenzar a quitar la grase que sobre por cada ejemplar. Salar cada milanesa y dejarla a un lado apilada una a una.

– Una vez listo el paso, en un bol añadir los ajos picados, el perejil picado, sal, pimienta y los 6 huevos. Batir unos 3 minutos con tenedor y dejar a un lado.

– Colocar en una fuente amplia el pan rallado.

– Para comenzar a preparar las milanesas debéis tomar cada una y pasarlas primero por pan rallado, luego por el bol con la mezcla de huevo, ajo y perejil, y nuevamente por pan rallado. De esta manera, lograréis una milanesa más firme y voluptuosa.

– Una vez que estén listas todas las milanesas, encender el horno a 180° y esparcir los filetes sobre una fuente (previamente aceitada con un chorrito). Dejar hornear por unos 15 o 20 minutos y quitarlas del horno para darlas vuelta. Cuando las deis vuelta, ahí mismo debéis agregar primero la salsa de tomate, luego el jamón cocido y por último, el queso. Este procedimiento se debe hacer con cada milanesa. Dejar nuevamente en el horno por 10 minutos y listas.

– Para que tengáis en cuenta, las papas fritas conviene hacerlas antes de llevar al horno las milanesas. Laváis, peláis y cortáis todas las papas en finos bastones, se enciende la sartén con aceite abundante y una vez que esté caliente, incorporar las mismas.

– Servir calentitas en un plato y acompañar con aderezos como mayonesa, sabora o ketchup. Delicioso!

Foto: recetas gratis

Imprimir

Tags:


1 comentario

Comments RSS

  1. Néstor dice:

    Bueno, un par de cosas respecto a las milanesas, en principio un centimetro de grosor para la carne es demasiado, cuanto mas finas mejor entre 3 y 4 mm como mucho, y ademas las milanesas tradicionalmente se suelen freir priemero como variante a las horneadas

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top