Chili con carne, comida picante de Tex-Mex

Chili con carne

Una de las gastronomías no muy conocidas es la denominada Tex- Mex, la cual consta de platos mexicanos- estadounidenses que se encuentran en la ciudad de Texas. Esto quiere decir que las preparaciones están basadas en una mezcla de dos estilos y dos maneras de comprender la cocina.

Y para que os comencéis a elaborar en casa, os quisiera brindaros la receta de cómo preparar Chili con carne, un sopa espesa, bastante picante y confeccionada con ingredientes característicos como carne de res o cerdo, frijoles y chile. Desde luego que se presentan variaciones en cuanto a su preparación como por ejemplo la incorporación de tomates y cebollas, o bien, la versión llamada vegetariana, o sea, Chili sin carne.

Pues previamente a pasar a los ingredientes de Chili con carne, os comento que el origen del plato nació en México en la década de 1940 y era servido por lo general en cantinas con el objetivo de saciar a los fuereños, quienes solían ingerir la comida picante.

Ingredientes:

  • 6 chiles anchos secos
  • 2 chiles de árbol picantes
  • 3 1/2 tazas agua hirviendo
  • 1/2 libra sebo de res cortado en trocitos de 1/2 pulgada
  • 3 libras carne de venado deshuesada o paletilla de res (buey), limpia del exceso de grasa y cortada en cubos de 1/2 pulgada
  • 3 hojas de laurel
  • 1 cucharada comino
  • 2 cucharadas ajo picado
  • 4 cucharaditas orégano seco
  • 3 cucharadas pimentón (paprika)
  • 1 cucharada de azúcar
  • Sal a gusto
  • 3 cucharadas de harina de maíz amarillo
  • 2 tazas de frijoles pintos cocidos
  • 2 tazas de arroz blanco cocido

Preparación:

– En una olla con agua fría debéis quitar los tallos de los chiles anchos y de árbol, cortando los mismos por la mitad y extrayéndoles todas las semillas. Picar los chiles, ponerlos en un tazón y añadir agua hirviendo por encima. Dejarlos remojar por media hora y luego colar el líquido.

– A continuación, en una cacerola de 5 litros aproximadamente cocinar la grasa de res sobre fuego moderado moviendo constantemente hasta que se haya salido toda la grasa. Con una cuchara quitar los trozos restantes de sebo de res y retener ¼ de taza de grasa en la cacerola.

– Añadir los cubos de carne y dejar cocinar. Luego añadir 2 ½ tazas del líquido sobrante de los chiles y llevar a ebullición. Incorporar el laurel y llevar a fuego mínimo por una hora.

– Mientras tanto, colocar el comino en una licuadora junto con los chiles, ajo, orégano, pimentón, azúcar y sal, y moler bien.

– Cuando la carne ya esté cocinada, debéis añadir la salsa recién deshecha. Hervir a fuego lento por 30 minutos y vaciar la harina de maíz lentamente hasta que el guiso rompa el hervor y se engruese. Probar el chili para ajustar los sabores.

– Servir en cazuelas de barro y al lado del plato, presentar los frijoles pintos y el arroz ya ambos cocinados. Desde luego que la intención es efectuar una mezcla entre todo y así, disfrutar a lo grande.

Foto: closet cooking

Imprimir

Tags: , ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top