Cheesesteak, sandwich popular de Estados Unidos

Cheesesteak

Fuera de las regiones de Filadelfia, Pensilvania, en Estados Unidos, es posible ingerir una de las comidas rápidas más típicas de la zona: el Steak and cheese o Cheesesteak, un sándwich compuesto por tiras de carne y una cantidad pequeña de queso fundido.

Vale señalar que si el mismo no posee queso fundido, localmente se lo suele denominar steak sándwich o Philly Steak en otras partes del país. Por lo general, este tipo de alimento se sirve en las calles de Filadelfia.

En tanto a su historia, el Cheesesteak fue inventado en 1930 por dos habitantes de la ciudad llamados Pasquale “Pat” Olivieri y su hermano, Harry Olivieri, en el momento en que estos vendían en un puesto situado al Sur de Filadelfia (en el Italian Market) filetes cortados en tiras. De esta manera, empezaron a ser reconocidos en el lugar y con el correr del tiempo, abrieron su propio restaurante que hoy continúa operando bajo el nombre “Rey de los Filetes”.

Ingredientes:

  • 2 o 3 pancillos frescos italianos cortados por la mitad
  • 2 cebollas cortadas en rodajas finas
  • Sal y pimienta a gusto
  • Aceite de oliva
  • 1 kilo de bistec de solomillo cortado en rodajas muy finas
  • 2 dientes de ajo picados
  • 8 rodajas de queso provolone

Preparación:

– Para comenzar a preparar las cebollas, debéis saltear en una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva las cebollas ya peladas y cortadas en finas rodajas. Condimentar con sal y pimienta a gusto y dejar cocinar por 10 minutos. Es importante revolver constantemente hasta que observéis que estén caramelizadas, tiernas y doradas.

– A continuación, para realizar la carne, calentar una plancha a fuego medio alto. Luego, cubrir la plancha con un poquito de aceite de oliva utilizando papel toalla y ahora si, cocinar la carne por tandas si es necesario. La intención es que la carne quede un poco jugosa, por lo que debéis cocinarla unos 2 minutos vuelta y vuelta. Antes de retirarla, condimentar con el ajo picado, sal y pimienta a gusto.

– Para armar el sándwich, colocar primero las rodajas de carne y por encima las cebollas ya salteadas. Para lograr que el queso se derrita, podéis esparcir por arriba las rodajas de queso provolone y si lo deseáis, llevar por unos pocos minutos a la sartén para conseguir que el pan también esté tostado.

Foto: lifes ambrosia

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top