Pollo a la piña: una receta hondureña

Pollo a la piña

Es hora de una nueva incursión en los fogones de América central y, en concreto, en la deliciosa cocina hondureña, que trae bajo el brazo una receta sana y refrescante, lo que la hace muy adecuada para esta época del año: el pollo a la piña.

Se trata de una pequeña gran joya de una tradición culinaria que no siempre ha sabido granjearse un cierto protagonismo. De hecho, cuando los europeos llegaron al Nuevo Mundo, no estaban demasiado interesados por los hallazgos gastronómicos. Su única inquietud era conseguir las especias (como las de este plato) ya conocida a través de una vía mucho más rápida. Sin embargo, esto no impidió que a la larga descubrieran otros productos locales (como la piña) y que, al mismo tiempo, llevaran a la zona productos muy arraigados en el territorio europeo.

Ingredientes (para 4 comensales):

  • 1 pollo grande
  • 2 piñas frescas medianas
  • 150 g de verduras variadas (nabos, puerros, apio…)
  • 150 g de vermicellis
  • 50 g de almendras
  • 2 cl de coñac
  • 1/8 l de nata de cocina
  • 2 yemas de huevo
  • 1 cebolla
  • pimienta de Cayena
  • pimienta negra recién molida
  • una pizca de sal

PREPARACIÓN:

· Para empezar, poner el pollo a cocer con las verduras y la cebolla (partida en dos mitades) en agua con sal durante 2 ó 3 horas. Retirar, desosar y trocear.

· A continuación, cocer los vermicellis en el caldo del pollo y escurrirlos. Mezclar los trozos de pollo con los vermicellis y las almendras ralladas.

· Mezclar la nata con 1/8 de l del caldo de cocción. Agregar las yemas batidas y salpimentar. Ponerlo todo a fuego suave hasta que se reduzca. Mezclar con el pollo. Partir las piñas por la mitad, retirar la pulpa, regar con coñac y reservar.

· Rellenar las piñas con la mezcla anterior, envolverla con papel de aluminio (también las hojas) y hornearla durante 40 minutos.

· Sacar las piñas del horno retirar el papel de aluminio e incorporar algunos dados de pulpa de piña. Poner nuevamente en el horno, envueltas de nuevo, por espacio de otros 5 minutos.

· Antes de servir, quitar el aluminio.

Foto vía: Rimix

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top