Zorzas con patatas, receta de Galicia

Zorza con patatas

Las zorzas con patatas son uno de los platos más típicos de Galicia, una receta muy sencilla de preparar y que nació de una forma casi accidental. Cuando antiguamente se realizaba la matanza del cerdo en Galicia, la carne para hacer el chorizo se adobaba con ajo, pimentón, orégano y sal, luego para protegerla del mal de ojo se le hacía una cruz y se colocaba en su centro un diente de ajo.

Después debían esperar dos días antes de probarla para corregir el punto de sal y de picante, para lo que retiraban dos cucharadas y las freían con un poco de manteca de cerdo a fuego fuerte, y es aquí donde nacen las zorzas. En caso de que le faltase algo (sal o pimentón) se corregía el punto y se volvía a guardar durante otro día más antes de ser embutidas en el chorizo.

Con el paso del tiempo la tradición de hacer chorizos caseros ha ido perdiéndose paulatinamente, pero a su vez se ha popularizado cada vez más el uso más rápido y práctico de la carne que suponen las zorzas. Vamos a ver como se preparan.

Aquí está la lista de ingredientes necesarios:

  • Medio kg de carne de lomo de cerdo
  • una cucharada pequeña de pimentón dulce
  • media cucharada pequeña de pimentón picante
  • 2 dientes de ajo
  • orégano
  • sal
  • aceite de oliva

Modo de preparación:

(Un detalle importante es que debemos preparar la carne en adobo el día anterior a preparar las zorzas con patatas, para maximizar el sabor final)

– En primer lugar cortamos en pequeños dados la carne de cerdo, para ahorrar tiempo de cocción y también para asegurarnos de que queda bien hecha.

– Picamos los dos dientes de ajo y los añadimos a la carne para que le de sabor.

– A continuación le añadimos la sal al gusto y el pimentón (tanto el dulce como el picante) agregando un poco de aceite de oliva, y lo removemos hasta que se mezcle bien.

– Damos un toque de orégano y lo guardamos en la nevera en un recipiente cerrado hasta el día siguiente.

– A la hora de preparar las zorzas sólo tenemos que poner un poco de aceite en la sartén (el mínimo posible ya que el propio adobo tiene aceite y para evitar que quede excesivamente grasiento) y las freímos a fuego fuerte, sin dejar de remover hasta que esté doradita. Es importante remover constantemente la carne para que quede tierna.

– Sólo hay que añadirle unas patatas fritas cortadas en dados del mismo tamaño de las zorzas y a disfrutar.

Consejos:

– Las carnes de buena calidad apenas sueltan agua al freírse, por lo que el resultado final será mucho mejor si elegimos una que sea buena.

– También se pueden acompañar con un huevo frito, un añadido perfecto para los platos con carne y patatas, como es el caso de los “huevos al estampido” típicos de Canarias y que llevan chorizo en lugar de carne adobada.

Foto vía: Xosema

Imprimir

Tags: , , , ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top