Como preparar el Bebinca

Bebinca

El bebinca (también bibik o bibingka) es un dulce típico del estado de Goa, en La India, un delicioso pudding elaborado con sucesivas capas horneadas con una base de huevo, mantequilla y leche de coco. Es un postre muy típico en las celebraciones, sobre todo en cumpleaños y bodas. Según marca la tradición, el buen bebinca se hace con 16 capas y existe una variante principal en Filipinas, donde se elabora con harina de arroz y se adorna con virutas de coco rallado.

Este postre nos llevará una media de tiempo de entre 50 minutos y una hora, y no resulta demasiado complicado aunque nos irá saliendo mejor y más vistoso con la práctica, ya que el secreto está en dejar que las sucesivas capas queden bien gratinadas, para realzar el contraste y la mezcla de sabores.

INGREDIENTES

Aquí tenéis la lista de ingredientes necesarios para 8 personas/raciones:

– leche de coco (250 ml)
– harina refinada (175 gr)
– azúcar (entre 175 y 200 gr, según nos guste más o menos dulce)
-1 taza y cuarto de harina de trigo
-6 yemas de huevo
-1 pizca de sal
-1 cucharada de nuez moscada en polvo
– media taza de mantequilla clarificada
– 1 cucharada de cardamomo en polvo (opcional)
– Esencia de vainilla (opcional)
– Almendras fileteadas (opcional)

PREPARACIÓN

Aquí os explicamos el modo de preparación de la Bebinca:

– Precalentaremos el horno a 180º C, durante unos 15 minutos y engrasamos con la mantequilla clarificada un molde para horno que no sea demasiado bajo. La altura del molde nos permitirá hacer más o menos capas, siendo lo recomendable para empezar que tenga unas 8 o 10 como máximo.

– Ahora en un bol mediano mezclaremos la leche de coco y el azúcar, y lo batiremos bien (mejor con una batidora) hasta que el azúcar quede totalmente disuelto. Después iremos añadiendo las yemas de huevo, dejando que cada una se mezcle bien antes de añadir la siguiente, así hasta la última.

– Añadiremos la harina, una cucharada pequeña de mantequilla clarificada y una pizca de sal, y luego continuamos batiendo hasta tener una mezcla homogénea.

– En el molde, previamente engrasado con la mantequilla clarificada, vertemos una taza de la mezcla anterior y lo horneamos durante unos 25 minutos, hasta ver que la superficie se carameliza. La primera taza de mezcla es mayor que las siguientes, para que la capa inferior tenga una mayor consistencia y aguante las sucesivas horneadas sin quemarse.

– Lo retiramos del horno y con mucho cuidado de no quemarnos, volvemos a engrasarlo con la mantequilla clarificada, tanto el molde como la superficie del postre. En este punto podemos (si lo tenemos) añadir un poco de cardamomo en polvo y la esencia de vainilla.

– Ahora añadimos sólo media taza de mezcla al molde y lo horneamos durante 15 minutos, lo retiramos y volvemos a engrasar recipiente y superficie de la masa.

– Repetiremos este proceso (con media taza cada vez) horneando 15 minutos cada capa hasta terminar con la mezcla.

– Al hornear la última capa podremos añadirle unas almendras fileteadas por encima antes de meterla al horno, y para esta última vez lo dejaremos dentro entre 20 y 22 minutos.

– Una vez listo lo podemos servir o templado o frío, quedando muy bien acompañado con una bola de helado de vainilla o de nata.

CONSEJOS

Dependiendo de la práctica que tengamos nos puede quedar más o menos consistente, y es interesante pillarle el truco a la textura, ya que podemos obtener un pudding muy cremoso si lo tomamos tibio y un poco más denso una vez que se enfría. Hay que recordar también que se trata de un postre muy delicado, por lo que es recomendable sacarlo del molde con mucho cuidado si no queremos arruinarlo.

MÁS INFORMACIÓN

Tenéis acceso a otras recetas de la cocina hindú en este enlace: gastronomía hindú.

Foto vía: desimelange

Imprimir

Tags: , , ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top