Sticky Toffee Pudding, delicia inglesa

Sticky Toffee

El Sticky Toffee Pudding, o Budín de Tofe Pegajoso, como se traduciría literalmente es uno de los postres más deliciosos de la gastronomía de Inglaterra, un bizcocho muy suave que se suele acompañar con crema de vainilla o bien con una bola de helado, siempre regado con su salsa de tofe caliente. Se trata de un plato muy sencillo de preparar, siendo la principal dificultad la precisión en las medida, como suele ocurrir en la repostería.

El origen de esta receta se remonta al año 1970, cuando el cocinero Francis Coulson se atribuyó la creación de la receta, pero posteriores estudios llevaron a pensar que quizá había tomado la receta de otro lugar. Coulson admitió haber tomado la receta de Patricia Martin, una cocinera de Lancashire, pero ésta también afirmó haberla copiado de dos oficiales canadienses durante la Segunda Guerra Mundial. Quizá no se trate de un postre tan típico como los famosos brownies, pero desde luego que no tiene nada que envidiarles.

INGREDIENTES

Aquí os dejamos la lista de ingredientes necesarios para entre 6 y 8 personas:

– 150 gramos de dátiles (sin hueso)
– 200 ml de agua
– 1 cucharada pequeña de bicarbonato de soda
– 60 gramos de mantequilla
– 60 gramos de azúcar
– 2 huevos
– 150 gramos de harina para repostería

Ingredientes para la salsa:

– 200 gramos de mantequilla
– 1 cucharada pequeña de esencia de vainilla
– 200 mililitros de nata
– 400 gramos de azúcar morena

PREPARACIÓN

Aquí está la forma de preparar el Sticky Toffee Pudding:

– En primer lugar hemos de precalentar el horno a 180º C.

– Ahora cortaremos los dátiles en trozos pequeños y los dejamos en remojo en agua entre tibia y caliente, junto con una cucharada de bicarbonato durante al menos 10 minutos.

– En otro recipiente mezclaremos la mantequilla y el azúcar hasta obtener una masa uniforme. Sin dejar de batir iremos añadiendo los dos huevos, dejando que se mezcle bien el primero antes de añadir el siguiente.

– Una vez tengamos la masa añadimos poco a poco la harina y sin dejar de batir. El último paso será agregar a la mezcla los dátiles y también el agua en que estaban remojados.

– Ahora lo vertemos en un recipiente o molde y lo horneamos entre 35 y 40 minutos. Es importante dejarlo templar después, ya que a mayor temperatura mayor será la posibilidad de que se nos desmigaje o deshaga.

Esta es la receta para la salsa:

– Calentamos la mantequilla a fuego medio hasta que se haya derretido, y en ella mezclaremos el azúcar, la nata fresca y la vainilla, tratando de conseguir una textura uniforme y teniendo cuidado de que el azúcar no se cristalice por el excesivo calor.

– Cuando empiece a hervir bajamos la intensidad del fuego y lo dejamos a fuego muy bajo durante al menos 5 minutos.

CONSEJOS

– Para servir, lo ideal es cortar una pequeña porción y verter la salsa caliente sobre el bizcocho. Cuidado, como su propio nombre indica es especialmente pegajoso.

MÁS INFORMACIÓN

Y si aún os habéis quedado con más hambre, aquí tenéis nuestro recetario inglés: cocina inglesa

Foto vía:  vegangoodthings

Imprimir

Tags: , ,


1 comentario

Comments RSS

  1. Micaela dice:

    Me gustaría saber si los dátiles pueden ser reemplazados por otra cosa, donde vivo es muy difícil conseguirlos. Ya no sería un Sticky Toffee original, pero me gustaría hacer la receta. Se ve delicioso

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top