Pasta con salmón y nata

Pasta nata y salmon

Para el día de hoy hemos seleccionado una receta muy sabrosa y sencilla de preparar, la pasta con salmón y salsa a base de nata, un plato que admite muchos añadidos y cambios gracias a su equilibrio de sabores. Para esta receta podemos utilizar tanto salmón natural como ahumado o también salmón marinado, aunque hemos de tener cuidado con el exceso de sal. En cualquier caso esta receta de pasta no os llevará más de una hora de trabajo y casi todos los ingredientes excepto el salmón son de “andar por casa”.

INGREDIENTES

Aquí está la lista de ingredientes (para 2/3 personas)

– 400 gramos de pasta (a nuestra elección)
– 250 gramos de salmón ahumado
– 500 mililitros de nata para cocinar
– 1 cebolla
– 3 dientes de ajo
– Un puñado de aceitunas verdes (sin hueso)
– Eneldo
– Sal
– Pimienta negra
– Aceite (mejor si es de oliva)

ELABORACIÓN

Este es el modo de preparación:

– En primer lugar hemos de poner a hervir en un caldero el agua para la pasta, añadiendo sal y un poco de aceite. Mientras la pasta se va cociendo trabajaremos con el resto de ingredientes. Si se cuece antes de que terminemos con el acompañamiento apagaremos el fuego, la escurriremos y reservaremos aparte.

– Ahora pelamos y picamos el ajo y la cebolla para luego, en una sartén, verter un poco de aceite y hacer un sofrito.

– Una vez la cebolla esté pochada le agregaremos la mayor parte del salmón cortado en tiras (el resto lo reservamos) y le daremos el punto de al y pimienta, cocinándolo durante apenas 3 minutos. Añadimos la nata y removemos bien durante dos minutos más para que todo se mezcle.

– Cortamos en láminas las aceitunas y las añadimos a la salsa en el último momento.

– Ahora vertemos la pasta sobre la salsa y le damos un “calentón” en la sartén de apenas 1 minuto para que no se seque demasiado.

– A la hora de servir adornaremos el plato con unas tiras del salmón reservado y un poco de perejil y eneldo para darle aroma.

CONSEJOS

– A esta receta le va muy bien un poco de jengibre rallado en el sofrito, pero con cuidado de no pasarnos ya que su sabor es muy fuerte y no gusta a todo el mundo.

– Hay otros muchos ingredientes que le van bien como por ejemplo el pimiento verde, la cebolleta y el puerro, para contrarrestar el dulzor del salmón y darle un toque más amargo.

Foto vía: cocinillas

Imprimir

Tags: , ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top