Rosbif inglés con pudín de Yorkshire

roast Beef Pudding Yorkshire

El rosbif (Roast Beef) es uno de los de los pilares fundamentales de la gastronomía británica, así como en países que en otros tiempos fueron colonias anglófonas y tradicionalmente se come en Domingo. Se trata de un trozo de carne de vacuno asado a fuego lento, que puede cocinarse y presentarse o bien poco hecho (con el interior rosado pero no crudo), en su punto o bien hecho. Se puede comer recién salido del horno o dejarlo enfriar y usarlo en platos fríos o bocadillos. Normalmente se sirve acompañado de tres guarniciones muy típicas: con verduras cocidas, con patatas asadas o con pudín de Yorkshire, que es la forma que vamos a utilizar hoy.

Se trata de una receta muy sencilla que nos llevará un máximo de dos horas de trabajo Requiere bastante atención a los tiempos de cocción ya que, en función de como nos guste la carne, tendremos que darle más o menos tiempo, a la vez que controlar que el pudín no se queme y todo salga más o menos a la vez, pero no es complicado. Sin más preámbulos vamos con la receta:

INGREDIENTES

Aquí está la lista de ingredientes para entre 6 y 8 personas:

Para el Pudín de Yorkshire:
– 2 Huevos
– 120 gramos de harina de trigo
– media cucharadita de sal
– Medio litro de leche
– Dos cucharadas de grasa para hornear

– 1.5 kg de rosbif (con hueso)
– 4 cucharadas de mantequilla
– Pimienta negra molida
– Caldo de carne o vino
– Sal

PREPARACIÓN

Este es el modo de preparación del Rosbif:

–  En primer lugar, hemos de precalentar el horno a 220ºC.

– Ahora tomamos el trozo de rosbif, lo lavamos y lo secamos.

– Luego derretimos un poco de mantequilla y pincelamos la superficie de la carne con ella. También espolvorearemos la carne con abundante pimienta negra (mejor si es recién molida).

– Colocamos la carne en una bandeja y la ponemos en el horno a una altura media, dejándolo hornear durante unos 15 minutos.

– Una hecho esto bajaremos la temperatura del horno a 190ºC, y agregaremos al rosbif el caldo de carne (1/8 de litro) y rectificaremos el punto de sal, para luego dejarlo hornear durante un rato más. Lo dejaremos 18 minutos si nos gusta sangrante, unos 24 minutos si lo queremos en su punto y 30 minutos si nos gusta bien hecho.

Para la masa del Pudín:

– Por otra parte, batimos los huevos con una batidora de varillas, luego en un cuenco tamizaremos la harina y la sal, haciendo un hueco en el centro de la mezcla y agregando en él los huevos batidos.

– Mientras removemos poco a poco vamos vertiendo la leche (medio litro) hasta conseguir una masa uniforme y lisa. Una vez listo lo tapamos y lo dejamos reposar durante una hora aproximadamente.

– A continuación tomaremos una bandeja para horno y la pincelaremos con grasa para hornear (o en su defecto mantequilla). Tomamos la masa y la volvemos a batir, para luego verterla en la bandeja e introducirla en el horno junto con la carne, pero en una sección superior. La dejaremos durante unos 25 minutos hasta que la masa se hinche y tome un color dorado.

Finalizando:

– Cuando la carne esté lista la retiramos del horno, y la dejamos reposar durante unos 15 minutos sobre una bandeja precalentada antes de cortarla.

– Cuando el pudín esté listo lo sacamos y lo cortamos en porciones con un cuchillo bien afilado.

– Servimos la carne con una o dos porciones de pudín y vertemos el jugo de la carne, que podremos usar como salsa añadiendo líquido extra para aclararla.

Foto vía:  carolynchan

Imprimir

Tags: ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top