Gyoza, pasta rellena típica de Japón

Gyoza

Las Gyoza (o Jiaozi en chino) son uno de los platos más populares de la gastronomía japonesa, así como en las cocinas de China y Corea, consistentes en pequeñas porciones de masa fritas y rellenas de carne de cerdo y verduras. A diferencia del clásico wantun que es más fino y redondeado, las gyoza están recubiertas por una masa más gruesa y se les suele dar una forma más alargada, aunque se respeta la tradición de que se puedan comer de un bocado. Además son un plato imprescindible durante las fiestas del Año Nuevo y otras grandes celebraciones, donde también se encuentran versiones con rellenos dulces, aunque no es exclusivo de las fiestas, ya que son muchas las familias que los comen de vez en cuando para desayunar.

Generalmente se cocinan al vapor y luego se doran un poco en la sartén, aunque existen varias técnicas para cocinarlos dependiendo del resultado que queramos obtener (al igual que ocurre con el wanton), o más tiernos o más crujientes. Vamos a ver como se preparan en su versión más básica.

INGREDIENTES

Esta es la lista de ingredientes necesarios para 4-5 personas (40 unidades):

Para la pasta:

– 200 mg de harina de trigo
– 160 ml de agua templada (media taza)
– Harina Katakuri-ko
– 1 cucharada de aceite
– Sal

Para el relleno:

– 170 gramos de carne de cerdo
– 5 o 6 gambas
– 150 gramos de col china
– 3 cucharadas de puerro picado muy fino
– Una cucharada pequeña de jengibre rallado o picado
– Una cucharada pequeña de sake
– Media cucharada de salsa de soja
– 2 cucharadas pequeñas de aceite de sésamo
– Sal
– Pimienta negra (al gusto)
– Aceite

ELABORACIÓN

Este es el modo de preparación:

Preparar la masa:

– En primer lugar hemos de tamizar la harina y añadirle una cucharada de aceite, un poco de sal y finalmente echaremos la media taza de agua caliente poco a poco. Mezclamos y amasamos hasta lograr una bola de masa que envolveremos en papel film y dejaremos reposar en la nevera durante media hora.

– Una vez hecho esto la retiramos de la nevera y la aplanamos sobre una tabla con harina espolvoreada, hasta obtener una masa uniforme de unos 3 cm de grueso. Esta masa la dividiremos en unas 40 porciones iguales.

Preparar el relleno:

– Lavamos y escurrimos bien la col, a continuación la picamos y luego le añadimos la sal y la dejamos así unos 10 minutos. Lavamos, pelamos y picamos las gambas, el puerro y luego mezclamos todo con la carne picada de cerdo.

– A esta mezcla le añadiremos el trozo de jengibre picado, la cucharada de sake, la salsa de soja y el aceite de sésamo. Le damos el toque de pimienta al gusto y mezclamos todo bien.

Para elaborar la Gyoza:

– Tomamos uno de los trozos de masa cortados previamente y hacemos un disco fino con el rodillo, espolvoreando un poco de harina adicional para evitar que se peguen a la superficie.

– Este disco lo sostenemos en la palma de la mano mientras con la otra le ponemos en el centro un poco del relleno de carne. Para cerrar la masa hemos de mojarnos ligeramente los dedos y apretar los bordes para que queden pegados. Después de cerrarlo le agregaremos un poco de harina Katakuri-ko por encima y lo reservamos en un recipiente aparte.

– Repetimos la operación con el resto de masa y relleno hasta tener aproximadamente 40 unidades.

– Ahora calentamos un poco de aceite en una sartén (mejor si tenemos un wok) y las vamos friendo, poniendo en cada sartenada todas las que quepan y con la parte del relleno hacia abajo, cocinándolas a fuego medio durante unos 3 o 4 minutos.

– Cuando estén doradas añadiremos con mucho cuidado al wok agua caliente hasta cubrir las empanadillas, dejándolas cocerse así durante 5 o 6 minutos más y fuego medio-bajo. Luego destaparemos el wok y dejaremos que evapore el agua restante, entonces las retiramos del fuego y repetimos la operación hasta tenerlas todas.

– A la hora de servirlos se suelen acompañar de una salsa de soja, a la que se agrega una cucharadita de vinagre de arroz.

CONSEJOS

– Si resultan demasiadas empanadas para comer el mismo día, podemos congelarlas siempre que las guardemos bien separadas entre sí, para evitar que las masas se peguen.

– En caso de que no se nos de bien el preparar la masa, también se puede comprar ya preparada

– Si no atinamos bien a freírlas y guisarlas, podemos hacerlas o bien al vapor o bien con un poco de aceite en el fondo de la sartén y vuelta y vuelta, para que queden bien crujientes por fuera.

OTRAS RECETAS

Foto vía: butterthantoast

Imprimir

Tags:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top