Buñuelos de gambas al estilo de Filipinas

Buñuelos de Gambas

La gastronomía de Filipinas está a medio camino entre la tradición asiática y la influencia de la cocina española debido al periodo de colonización, y en los últimos años ha tomado buena nota de otras cocinas tanto asiáticas como europeas. El alimento estrella de la cocina filipina es el arroz, que se sirve generalmente hervido al vapor y que acompaña la mayoría de platos, e incluso se utiliza para un desayuno llamado “sinangag” tras freír el arroz con ajo y agregarle huevos y carne. Pescados y mariscos son también grandes protagonistas de su gastronomía y precisamente a las gambas nos vamos a dedicar hoy.

Los buñuelos de gambas son un plato delicioso y picante al llevar guindilla en la mezcla, al más puro estilo de Filipinas, y se sirven tradicionalmente con una salsa de guindilla dulce y acompañadas por arroz al vapor. Se trata de una receta muy fácil y que no nos llevará más de media hora de trabajo.

INGREDIENTES

Aquí está la lista de ingredientes necesarios:

– Medio kg de gambas (mejor si son frescas)
– 50 gramos de tallarines de arroz
– 1 huevo
– 125 gramos de harina
– 1 cucharada de caldo de pescado
– 2 cebolletas
– 1 guindilla roja
– Aceite
– Dos litros de agua
– Salsa de guindilla dulce

ELABORACIÓN

Este es el modo de preparación:

– Lo primero que debemos hacer es pelar y limpiar las gambas, extrayendo el intestino.

– Tomamos la mitad de las gambas y las picamos, la otra mitad la trituraremos para a continuación mezclarlas de nuevo.

– En un recipiente aparte pondremos los tallarines de arroz y los cubriremos con agua caliente. Los dejamos reposar en agua un minuto aproximadamente y cuando estén listos los escurriremos y los cortaremos un poco.

– Ahora tomaremos el huevo y lo batiremos mezclándolo con el caldo de pescado (se puede usar caldo dashi).

– Tamizamos la harina y hacemos un pequeño orificio en el medio para ir vertiendo el huevo batido poco a poco mientras removemos para lograr una masa homogénea.

– A esta mezcla le agregaremos las gambas, la guindilla finamente picada, la cebolleta picada y los tallarines. Volvemos a mezclar los ingredientes.

– Ahora ponemos aceite en una sartén y lo calentamos bien para a continuación ir friendo las porciones de masa hasta que estén crujientes, aproximadamente una cucharada grande por buñuelo.

– Una vez listos les escurriremos el aceite sobrante con papel de cocina y los servimos junto con un poco de salsa de guindilla dulce.

Imprimir

Tags: ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top