Strudel de Repollo, postre de origen austriaco

Strudel de Repollo

El Strudel es un tipo de pasta en capas, usado tanto para platos dulces como salados, que suele rellenarse de los mas diversos ingredientes. La palabra deriva del término alemán «strudel», que significa «rueda». Se asocia sobre todo con la cocina austriaca. Aunque su influencia se extendió, durante el Imperio Austrohúngaro, a Hungría, Croacia, Rep. Checa y Rumanía.

Una curiosa leyenda cuenta que el cocinero del Emperador de Austria ordenó que la masa fuera tan fina que se pudiera leer una carta de amor a través de ella…

Probablemente, el origen del Strudel provenga del antiguo Imperio Bizantino, o de Oriente Medio. También se lo relaciona con los Balcanes.

Variedad de Strudel

La receta que damos hoy es típica de la cocina húngara. Allí el strudel es conocido con el nombre de Réte.

  • Ingredientes para 8 personas:

Para el relleno:

– 1/4 Taza de mantequilla (puede sustituirse por aceite de oliva, si se prefiere).

– 1/2 Col blanca o repollo, cortado en juliana.

– 1/4 Cucharadita de sal.

– 1/2 Taza de azúcar.

– 1/2 Taza de pasas rubias.

– 1/4 Taza de nueces tostadas.

Para la masa:

– 3 Hojas descongeladas de masa filo.

– 1/2 Taza de mantequilla fundida.

– 1/2 Taza de azúcar.

– 1/2 Taza de nueces tostadas y picadas finamente.

  • Preparación:

– Primero picaremos finamente la col en tiras. En una sartén derretiremos la mantequilla (también podemos usar aceite de oliva), y saltearemos la col hasta que esté tierna.

– Añadimos la sal y el azúcar, removiendo para que quede disuelto.

– Agregamos las pasas y reducimos, por si sueltan jugo.

– Añadimos las nueces tostadas y removemos. Apartamos del fuego y cambiamos el relleno a otro recipiente para que se enfríe.

– Calentamos el horno a 200 grados y vamos preparando la pasta.

– Cogemos una hoja de pasta filo, la extendemos sobre la bandeja del horno y la untamos con la mantequilla fundida mediante una brocha.

– Añadimos 1/3 del azúcar y 1/3 de nueces picadas.

– Hacemos esto mismo con la siguiente hoja de pasta, que irá encima de la primera. Y con la tercera, que irá encima de la segunda (no os liéis…).

– Una vez montadas las tres hojas de pasta filo, con su azúcar y sus nueces, nos dispondremos a colocar el relleno encima de todo, homogéneamente dispuesto a lo largo y ancho de la pasta.

Ahora viene lo más delicado. Enrollar la masa con relleno incluido.

– Colócate frente a la bandeja de horno. Verás de que izquierda a derecha es mas ancha que de arriba a abajo, pues es rectangular. Pues bien, ve enrollando de lado a lado, despacio, dándole forma de cilindro y procurando que el relleno quede dentro del rollo.

– Una vez terminado este proceso, coloca el strudel en el centro de la bandeja y cúbrelo con mantequilla fundida restante, así como con las nueces picadas.

– Meter en el horno durante unos 30 minutos…¡¡¡Y ya está!!!

Strudel hungaro

Imprimir

Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top