Puding de huevos con bacon a la portuguesa

Puding de huevos con bacon a la portuguesa

Basado en el famoso puding de huevo portugués, esta receta originalmente se hace con tocino fresco en vez de bacon. Pero lo cierto es que el toque de la panceta ahumada lo hace más atractivo. He elegido este plato porque me ha llamado mucho la atención que, para un postre dulce, se utilice un producto nada habitual como es el bacon.

Pasemos pues a profundizar en la preparación de la receta de Puding de huevos con bacon a la portuguesa.

Primero conozcamos los ingredientes necesarios para comenzar:

  • Ingredientes para 6 personas:

Para el caramelo:

– 1/2 taza de azúcar.

– 1/2 taza de agua hirviendo.

Para el puding:

– 2 y 1/4 tazas de azúcar.

– 3 tazas de agua caliente.

– 40 gramos de bacon ahumado, cortado muy finamente en juliana.

– la cáscara de un limón, o si se prefiere, la ralladura.

– 1 palito de canela, partido en dos.

– 14 yemas de huevo.

– 1/2 taza de vino de Oporto.

Bacon

  • Preparación:

– Elegir un molde para horno, que sea más alto que ancho, y untar el fondo y las paredes de mantequilla.

– Para la elaboración del caramelo, poner el azúcar en una sartén, a fuego medio, sacudiéndola a menudo para que el azúcar se reparta uniformemente y se dore de la misma manera.

– Cuando empiece a licuarse y a adquirir un tono como de miel, empezar a añadir el agua hirviendo poco a poco ( a cucharadas, por ejemplo), ya que podría saltar y quemarnos. Vamos removiendo solo un poco para que se mezcle bien con el caramelo y lo mantenemos en el fuego de 8 a 10 minutos, justo hasta que tenga consistencia de jarabe.

– Con este caramelo cubrimos el fondo y las paredes del molde que previamente habíamos untado con mantequilla, y lo guardamos en la nevera, para que se solidifique.

Y ahora empezamos con el puding.

– Calentamos el azúcar, el agua, el bacon, la cáscara o la ralladura de limón y la canela, a fuego moderado, removiendo de vez en cuando, hasta que hierva.

– Retiramos del fuego y dejamos enfriar, como mínimo 10 minutos.

– Precalentar el horno a 200 grados.

– En un bol, mezclar las 14 yemas con el vino de Oporto hasta que quede homogéneo. A continuación, añadiremos la mezcla anterior y volveremos mezclar bien. Luego lo pasamos por un chino o colador, y así descartamos los trozos sólidos.

– Verter todo en el molde caramelizado y cubrir con papel de aluminio.

– Meter al horno, al baño maría, durante una hora.

– Al sacarlo, dejarlo destapado durante una hora y volver a cubrirlo. Se sirve a temperatura ambiente, y cortado en rodajas finas.

Imprimir

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top