Tarta de Santiago, el postre del peregrino

Tarta de Santiago

Como ya sabréis, este año es especialmente importante para los peregrinos que realizan el Camino de Santiago. Cada vez que la festividad del Apóstol Santiago cae en domingo, ese año es declarado Año Xacobeo. Después de este 2010, pasarán nada menos que once años antes de celebrar otro año santo.

Para conocer el origen y la historia del Camino de Santiago, debemos retroceder en el tiempo hasta el siglo IX, cuando se encontraron los supuestos restos del Apóstol. La primera ruta fue el Camino Primitivo, realizado por Alfonso II para ir a visitar la tumba del Santo. Seis caminos más conforman la tradición: el Camino Francés, el más conocido, que une Francia con Santiago. El Camino Inglés, usado principalmente por los peregrinos nórdicos, cuya ruta es principalmente marítima. El Camino Portugués, que une Portugal con Santiago. El Camino o Vía de la Plata, que une Sevilla con Astorga y discurre por antiguas calzadas romanas. El Camino del Norte, ruta elegida por los monarcas de la Edad Media para llegar a Santiago. Y, por último, el Camino de Finisterre, para aquellos que desean ir más allá de Santiago.

En honor a este acontecimiento de gran riqueza humana y espiritual, se estrena una serie de televisión titulada «Cruce de Caminos«. El título lo dice todo: siete historias diferentes, siete historias de personas, como la del ex-presidiario, o el invidente o la joven aventurera, que buscan y que se buscan a sí mismas. Cada una transcurre por cada uno de los siete caminos, mostrando como fondo esa hermosa tierra, Galicia, una tierra que no deja indiferente a nadie, con todo su patrimonio, tanto cultural, histórico, como paisajístico. Y, como no, con un mensaje para todos los peregrinos pasados y futuros: no importa de dónde se venga, sino a dónde se va: a Santiago de Compostela, lugar de unión y encuentro con los otros, y con uno mismo.

En honor al Santo y a los peregrinos, traemos la receta (una de las tantas que existen) de la famosa Tarta de Santiago, conocida no sólo en Galicia, sino fuera de ella. Lo que la distingue es su peculiar dibujo de la cruz asociada al Apóstol Santiago y que corona su superficie.

  • Ingredientes

– 4 huevos grandes.

– Una pizca de sal.

– 1 taza de azúcar.

– 1 y 1/2 tazas de almendras molidas.

– 100 gramos de mantequilla fundida o margarina.

– 1/2 taza de pan rallado fresco.

– La ralladura de dos limones.

– 1/4 taza de azúcar glass ( en polvo ).

  • Preparación

– De momento, ir precalentando el horno a unos 200 grados.

– Batir los huevos con la pizca de sal. Añadir la taza de azúcar y seguir batiendo hasta obtener una consistencia cremosa.

– Añadir la almendra molida y mezclar bien. Hacer lo mismo con la mantequilla fundida.

– A continuación, verter el pan y la ralladura de limón y continuar con la mezcla para conseguir una masa homogénea.

– Colocar la masa en un molde para tartas e introducirlo en el horno, pero en la parte inferior. Cuando empiece a adquirir un tono dorado, mover la tarta a la parte media del horno y bajar ligeramente la temperatura a unos 180 grados, más o menos.

– Dejar que cueza unos 15 minutos más hasta que veáis que se vuelve de un dorado intenso.

– Una vez fuera del horno, dejar enfriar. Antes de servir, hacer el dibujo en la superficie de la tarta, colocando un molde y espolvoreando con azúcar glass. Así es como se imprime el sello que caracteriza éste singular plato, típico de Santiago de Compostela.

Foto Vía  www.chefuri.com

Imprimir

Tags: , ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top