Paté Chinois, clásico pastel de Canadá

pate chinois

Como toda buena cocina, la gastronomía canadiense posee determinadas influencias por parte de la comida Norteamericana (debido a su próxima ubicación), por lo que algunos platos son de gran similitud.

Sin embargo, al momento de solicitar la carta en los restaurantes de Canadá, los platos más solicitados siguen siendo la carne de venado, el alce, el búfalo, los distintos tipos de pescados (sea de agua dulce como salada) y finalmente, el exquisito “Paté Chinois”. ¿Os han escuchado nombrar?

Pues esta deliciosa comida canadiense suele servirse en épocas de frío y está elaborada a base de carne picada alternada con cebollas, pimientos rojos, maíz y puré de patata. En tanto su origen, muchas personas suelen creer que proviene de la cocina china, pero la verdad es que el término es francés y significa “puré chino”, pensando en que los cocineros ingleses (en el siglo XIX) realizaban determinada variante de las empanadas de pastor (hechas también con carne).

Ingredientes:

  • 3 patatas
  • 45 ml de leche (2 cucharadas soperas o ¼ de taza)
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de manteca
  • 1 cebolla
  • 250 gramos de carne picada de vaca
  • Sal
  • Pimienta
  • 280 gramos de maíz en crema
  • Páprika (es un polvo de color rojo realizado con ajíes o pimientos rojos)

Preparación:

– En una cacerola con agua y sal gruesa hervir las patatas enteras (sin sacarle la cáscara). Una vez que estén listas, retirarlas e introducirlas en agua fría para que corte el hervor y luego si, extraerles la capa fina y cortarlas en cuadrados o triángulos para proceder a realizar un puré (acompañado con leche, un poquito de manteca, sal y pimienta).

– El paso siguiente es cortar en tiras la cebolla y cocinarlas a fuego suave en una sartén con un poquito de aceite. Una vez que estén transparentes, añadir la carne picada (previamente salpimentada) y dejar cocinar hasta que no quede ningún rastro de carne color rosado. Retirar el excedente de grasa (se puede ayudar con un colador) y agregar una pizca de páprika.

– Encender el horno a 190°C.

– Tomar un plato para horno y añadir la carne picada. A continuación, agregar el maíz en crema sobre la misma y por encima, el puré de patatas. Cocinar todo durante aproximadamente 30 minutos hasta que la parte de arriba este doradita.

¿Un buen acompañamiento? Pues una rica ensalada de remolacha!

Foto vía: more than burn ttoast

Imprimir

Tags:



1 comentario

  1. sylvia maza dice:

    se ve delicioso.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top