Kivevé, comida semi dulce de Paraguay

Cómo preparar Kivevé

Si estáis con ganas de preparar en casa una receta semi dulce os aconsejo el Kivevé, un plato de gran popularidad en la gastronomía paraguaya que posee como ingrediente básico la calabaza y consiste en una crema pastosa de altísimo valor calórico y proteico.

Vale señalar en cuanto el término kivivé, que el mismo proviene del guaraní y designa al color rojizo por el alimento que caracteriza a esta maravillosa preparación paraguaya. Asimismo, el vocablo “kivevé” deriva de la jerga popular y es conocido familiarmente a todas las personas pelirrojas.

Pues bien, como dato histórico en la antigüedad para su cocción se solía utilizar una cazuela de barro, por lo que el sabor era más concentrado. Ideal para realizarla en cualquier momento del día, pasemos directamente a la receta de Paraguay pensada para cuatro comensales.

Ingredientes:

  • Dos kilos de calabacines (perteneciente a la familia de calabazas pero con propiedades diferentes como mayor contenido de agua)
  • ½ kilo de cebolla
  • 250 gramos de queso fresco tipo mozzarella o port salud
  • Aceite de Oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

– Lo primero que debéis realizar es pelar los dos kilos de calabacines, tratando de desechar la mayor parte de las semillas internas.

– A continuación, picar las cebollas en julianas (bien finitas). Tomar una sartén y echar un chorrito de aceite de oliva. Saltear las cebollas y salpimentar en fuego mínimo. Quitarlas del fuego cuando éstas estén transparentes.

– Una vez lista la cebolla, incorporar los calabacines ya cortados en pequeñas piezas o cubos y dejar cocinar (a fuego mínimo o medio) hasta que estén bien blandos y se haya formado una especie de puré. Si deseáis hacerlo con mayor rapidez, podéis tomar un pisa puré y cuando éstos se encuentren blancos, comenzar a pisarlos para ayudar a que se forme la pasta. Incorporar el queso blando y mezclar bien con una cuchara de madera.

– Ahora solamente queda preparar el plato para servirlo. Tomar una cazuela de barro o un cuenco profundo y añadir la preparación calentita. ¿Un secreto? Si os apetece las guarniciones gratinadas, pues os aconsejo llevar a horno máximo sobre una asadera con el fuego por encima la preparación durante unos 5 o 7 minutos.

Foto: discovering paraguay

Imprimir

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top