Sopa de verduras Borscht, típica de Eslovenia

Sopa de verduras Borscht

La cocina en Eslovenia es ampliamente variada y al mismo tiempo tradicional. Algunos de los productos que se pueden deleitar en tal país son lácteos, carnes y por supuesto si hablamos de bebidas, nada mejor que el vino procedente de las tres regiones vitivinícolas eslovenas. Ahora bien, en lo que refiere a platos típicos de Eslovenia, os aconsejo probar el pollo frito empanado o pohana piska, la ternera empanada o la wiener schnitze y la famosa sopa de verduras llamada Borscht.

Pues bien, en lo que respecta a tal sopa, también conocida como borsch o borshch, se trata de un plato compuesto por raíces de remolacha, aunque dependiendo de la gastronomía, se pueden incorporar diversos vegetales como zanahoria, cebollas, pepino, patatas, judías y tomates.

Es ideal para realizarla en horas del almuerzo o cena y podéis ingerirla de manera caliente o fría. En el caso de que os apetezca tomarla a temperatura fría, os comento que podéis presentarla como una sopa dulce con rodajas de remolacha cocinadas en caldo, con jugo de limón, cebolla picada y un poquito de azúcar. ¿Cuál es el mejor acompañamiento? Pues una rica crema ácida.

Ingredientes:

  • 1 cebolla mediana
  • 1 patata
  • 1 nuez de mantequilla o margarina
  • ½ kilo de remolachas frescas
  • 4 vasos de caldo natural o preparado con cubitos en la misma cantidad de agua caliente (1 litro)
  • 3 cucharadas soperas de vinagre de sidra
  • 1 cucharada de levadura
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada al gusto
  • Crema agria o yogurt natural
  • Un ramito de perejil fresco para decorar el plato

Preparación:

– El primer paso es pelar y trocear todas las hortalizas.

– A continuación, derretir la mantequilla o margarina y saltear las cebollas (previamente cortadas en finas rodajas) en una sartén a fuego lento hasta que observéis que están transparentes.

– Luego, agregar las patatas cortadas en cubos, las remolachas cortadas en pequeños trozos y el caldo. Llevar a ebullición y tapar. Dejar cocinar a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos.

– Una vez que pase el tiempo, dejar enfriar un poquito antes de pasar el potaje por el pisa puré o la batidora.

– Incorporar el vinagre, la levadura y sazonar de forma abundante mientras se vuelve a calentar para servir.

– Verter por completo la crema agria o yogurt natural sobre la sopa dibujando un espiral y espolvorear con perejil picado por encima.

Foto: according-to-e

Imprimir

Tags: , ,



1 comentario

  1. Simona dice:

    Soy eslovena, pero nunca he comido borsch en Eslovenia. Que yo sepa es plato típico ruso. Wiener schnizel proviene, tal como dice el nombre, de Viena, Austria.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top