- Recetas de Viajes - https://recetasdeviajes.com -

La moussaka, clásico de la gastronomía griega

Al hablar de los buques insignia de la cocina griega, pocas recetas al alcanzado la popularidad y la aceptación de la riquísima moussaka, sin duda el plato más internacional de los fogones helenos. Esta fórmula, que actualmente es muy apreciada en toda Europa, es fiel a la esencia del Mediterráneo, tanto por lo que respecta a sus ingredientes como por su modo de elaboración.

La clave de su éxito no tiene secretos, ya que la moussaka no es más que berenjena y carne picadas gratinadas con bechamel.

Vamos ahora a la receta para preparar este tradicional platillo griego.

Ingredientes (para 4 comensales)

Para la salsa bechamel

PREPARACIÓN:

– En primer lugar, cortar las berenjenas en rodajas de 1,5 cm de grosor y espolvorearlas con sal.

– Freír las cebollas hasta que se doren, añadir la carne y dejar cocer hasta que tome color.

– Entretanto, triturar el tomate y mezclarlo con el puré de tomate, los condimentos y las hierbas. Incorporar la carne, rociándola con una taza de agua y dejar cocinarlo todo a fuego lento durante 20 minutos.

– Freír aparte las berenjenas en abundante aceite caliente y, seguidamente, colocarlas sobre papel absorbente.

– Para hacer la bechamel, fundir la mantequilla, añadir la harina, remover durante 3 minutos e incorporar la leche poco a poco, sin dejar de revolver para evitar que se formen grumos. Salpimentar, espolvorear con la nuez moscada y dejar a fuego suave hasta que la salsa se espese.

– En una fuente de horno, disponer una capa de berenjenas y otra de carne, alternativamente. Cubrir con la bechamel y hornear durante 3/4 hora.

– Transcurrido este tiempo, retirar y servir de inmediato.

Foto vía: Florence Greek Festival