Cucuruchos de jamón, el placer de un aperitivo

Cucuruchos de jamón

Recuerdo de pequeño cuando mi padre traía la cesta de Navidad a casa. De entre las cajas de mantecados, polvorones y botellas de anís, champán y licores, la figura indiscutible para mí era la típica pata de jamón. Desde niño he sido digamos que un amante empedernido del jamón ibérico, por lo que creo recordar que pocas veces ha faltado en casa este producto.

Me gusta tanto el jamón ibérico como el jamón serrano, el que proviene de la variedad de cerdo blanco, que son los dos tipos de jamones que según la raza del cerdo que procede podemos distinguir. Resulta curioso comprobar cómo la textura, el aroma y el sabor del jamón ibérico se distingue según el grado de bellota que haya comido el cerdo y el ejercicio que haya realizado.

El jamón serrano procede del cerdo blanco, y se llama así por curarse en un clima de sierra, frío y seco. De ahí que siempre es aconsejable conocer un poco la procedencia de lo que comemos para llevar una vida sana. La importancia de una buena alimentación conlleva el que tengamos una vida saludable, y el jamón es un producto que precisamente nos ayuda a ello.

Hay múltiples recetas y platos que se elaboran con el jamón en sus distintas variedades. Recuerdo probar el jamón sin más, cortarlo a taquitos para endulzar un consomé o una sopa, servirlo de entrante o aperitivo, o incluso acompañando a cientos y cientos de tapas. Hoy nos quedamos con un plato que precisamente nos puede servir como un buen entrante, los cucuruchos de jamón.

– Ingredientes

  • 100 gramos de ajetes tiernos
  • 200 gramos de habitas baby
  • 100 gramos de espárragos trigueros
  • 2 cebollitas pequeñas moradas
  • 200 gramos de Jamón Ibérico Legado cortado en ocho lonchas finas
  • 50 gramos de tocino de ese mismo jamón
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 2 copitas de vino generoso

PREPARACIÓN

– En primer lugar se pican las cebollas, los espárragos y los ajetes.
– En una sartén honda se colocan el aceite y el tocino, para hacer a fuego muy suave las verduritas. Cuando empiecen a estar se les añade las habas y el vino. Una vez desaparecida la grasa se retira del fuego la sartén.
– Con cada una de las ocho lonchas de jamón vamos haciendo un pequeño cucurucho, que rellenamos con la mezcla anterior
– Colocamos los cucuruchos en un plato y lo metemos en el horno dos minutos, a 180 grados
– Decoramos con salsa de tomate frito o con un pisto acompañado de picos o regañás

Imprimir

Tags: ,


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top