Las salsas que mejor acompañan con platos de pasta

Salsas para acompañar platos de pasta

La pasta es uno de los platos más comunes en los hogares españoles por motivos como la facilidad para cocinarlo, la buena acogida de los pequeños y las numerosas posibilidades que ofrece en cuanto a los acompañamientos. La variedad de Salsas ambiente de Pastas Gallo disponible para acompañar una pasta son tantas que siempre existe la oportunidad de encontrar una nueva. La elección del sabor para dar el toque necesario depende del gusto de cada uno y la puede realizar entre una propuesta muy interesante, llena de productos locales y de la tradición italiana. Aquí tienes unas recomendaciones.

La salsa boloñesa es la más clásica

Posiblemente porque nunca falla. El tomate predomina, sin olvidar un poco de carne que le aporta consistencia y sabor. La ventaja de esta sala es que combina bien con prácticamente todas las pastas y que requiere, además, de una sencilla elaboración. La innovación en la boloñesa llega en el formato de soja vegano, que huye del método tradicional y busca una opción para quienes no comen animales. La soja, un alimento con muchos carácteres nutricionales, es la base de este tipo que también tiene un muy buen encaja con la lasaña. 

La salsa ambiente napolitana

Requiere de un proceso de calentamiento en la sartén, durante cinco minutos, y el desenlace también tiene consecuencias muy positivas en el paladar. Presenta la esencia de la tierra, pues está elaborada con tomate, hortalizas y especias. Puede ser el complemento único a unos macarrones o espaguetis y también se combina con algún tipo de carne. 

La importancia de la albahaca

Otro ingrediente esencial que da mucho jugo a un plato de pasta es la albahaca y de él nace una de las recetas más típicas de la cocina italiana. La salsa pesto nace de esta planta e incluye dos alimentos con muchas proteínas como quesos, anacardos y piñones. Su variedad apunta a la salsa pesto rosso, que añade tomates naturales y otros que están secados al sol. El resultado es un gusto delicioso y un sabor que crece en intensidad a medida que lo vamos degustando. En su sencillez también radica el éxito, pues la salsa de pesto rosso de Pastas Gallo no necesita ser cocinada; se vierte directamente sobre la pasta cocida. La calidad de los ingredientes y el buen proceso de elaboración garantiza su apta conservación en el frigorífico. 

La albahaca también es la protagonista de la salsa basílico, una de las más tradicionales y ricas de la cocina. Es un sabroso resultado de la mezcla de esta planta con tomates frescos. Rica y sencilla al mismo tiempo que funciona en todos los platos. 

Cambio de tercio

En la búsqueda de las mejores salsas ambiente para combinar con la pasta no puede faltar la salsa carbonara de Pastas Gallo. Es una opción diferente a la tradición del tomate y busca una sensación innovadora que se ha ido mejorando con el paso de los años. Es más consistente, pues incluye una base de nata, bacon y huevo. Se utiliza, generalmente, en los platos de pasta; si bien también tiene protagonismo como base de una pizza.

Imprimir

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top